5 de marzo de 2017

Pequeños hipopótamos bajo el agua


      ¿Verdad que parece un pequeño hipopótamo muy colorido? Pero aunque su aspecto pueda recordar al del enorme hipopótamo de río al que estamos acostumbrados, no tiene nada que ver con él. ¿Quieres conocer a nuestro pequeño y colorido amigo? Te lo presento; se le llama la sepia extravagante. Pero por muy mono que parezca, no te arrimes. ¡Es tremendamente peligroso!





¿De qué animal se trata?


      Se trata de la Metasepia pfefferi, también conocida como Metasepia o en inglés sepia extravagante. Este animal es un rey del camuflage. Recurre a los cambios de colores casi constantes para comunicarse, camuflarse o cazar. Su comportamiento es muy curioso ya que, aun tratándose de un familiar de las sepias, prefiere caminar sobre el fondo marino que nadar, lo que le da ese aspecto tan simpático de diminuto hipopótamo marino.

 

       Pero no debes confiarte, pues este animal tan tierno y colorido esconde un arma secreta. Al igual que algunas sepias y pulpos, la metasepia produce una toxina única, bastante potente, capaz de resultar letal. Así que, como se suele decir, se mira, pero no se toca.

     Habita los mares de Australia, Indonesia y Papúa Nueva Guinea. Vive apenas un año y alcanza los 8 centímetros de longitud, al menos las hembras que son algo más grandes que los machos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!